¿El estrés hace engordar?

shibui3

Aunque le parezca descabellado esto sucede realmente, pues el estrés nos lleva a la fatiga y depresión, lo cual crea un cambio en nuestros hábitos alimenticios, puesto que dejamos de lado los alimentos saludables por la comida rápida o aquella que nos reconforta. Comidas que a menudo están cargadas de grasa, sal y azúcar.

Es que sin duda las comidas reconfortantes ricas en calorías estimulan la liberación de determinados productos químicos en el cerebro que nos hacen sentir bien y hacen que queramos seguir comiendo.

Esto se convierte en un círculo vicioso, pues comer de más nos hace subir de peso, lo que aumenta el estrés psicológico, y hace que sigamos comiendo. El exceso de peso causa estrés físico al organismo, lo que lleva a subir más de peso y por consiguiente aumenta los riesgos para la salud.

Precisamente por ello es importante alimentarnos con comidas balanceadas, en las que incluyamos proteínas magras como aves, claras de huevo, productos lácteos descremados, carnes, pescado y soja.

Esto debido a que la proteína satisface el apetito y ayuda a mantenernos alerta. De igual forma debemos complementar la comida con fruta fresca, vegetales y granos integrales.

Otro detalle que tenemos que tomar en cuenta, es que no debemos saltar las comidas, puesto que puede afectar nuestra energía. Ahora si el estrés le quita su apetito, intente comer cantidades más pequeñas de alimentos, durante varias veces al día.

La verdad es que las preocupaciones en el trabajo, la economía y las tensiones de la vida diaria nos provocan estrés, y esto termina repercutiendo en nuestro cuerpo.

Finalmente haga que la hora de comer sea agradable. Manteniendo las comidas separadas del trabajo: no coma en su escritorio, ni pague cuentas mientras come su comida principal. Tome un poco de tiempo para relajarse mientras come, probablemente coma menos y lo disfrute más.