Alimentos Detox

shibui3

Cada cierto tiempo nuestro cuerpo requiere de una limpieza a fondo, así como lo hacemos con nuestras casas, o nuestros automóviles. El hígado es el gran depurador del organismo, por ello es importante ayudarlo a cumplir con su función de limpieza.

La mejor manera de aligerar nuestro hígado, es haciendo dietas desintoxicantes regularmente y más aún después de las fiestas. Una dieta que elimina las toxinas y restablece el equilibrio natural del organismo es algo que todos necesitamos.

La dieta desintoxicante se basa en dos principios básicos: Ingerir frutas y verduras orgánicas, al igual que mucho líquido, agua y zumos. No ingerir por ningún motivo, proteínas animales, lácteos, azúcar refinada, alimentos procesados o en lata, y comida chatarra, tampoco alcohol, nicotina o cafeína, obviamente.

Los 10 alimentos detox por excelencia son:

1. Vegetales y verduras verdes, en especial las alcachofas ricas en fibra y contienen cinarina que estimula la vesícula biliar y protege al hígado.

2. Vegetales amarillos como las calabazas, son alimentos de baja densidad calórica y con propiedades diuréticas.

3. El ajo su ingesta activa las enzimas del hígado y ayuda a filtrar lo que el cuerpo no necesita.

4. Hortalizas rojas como el tomate, poseen licopeno, un potentísimo antioxidante que elimina o neutraliza los radicales libres.

5. Frutas ricas en antioxidantes como las uvas, la piña y las manzanas que poseen minerales, vitaminas y fibra, facilitan el trabajo hepático.

6. Frutas ricas en vitamina C como la naranja, el limón, el kiwi, las toronjas. La vitamina C es considerada como la vitamina Detox, es la que más ayuda a eliminar líquidos.

7. Semillas como el sésamo que ayudan a combatir los efectos dañinos que el alcohol y otras toxinas causan en el hígado.

8. Brócoli, contiene de 20 a 50% más anti cancerígenos que el resto de los vegetales.

9. Col, existen dos tipos de enzimas antioxidantes en el hígado, la col activa ambas.

10. La lecitina, contiene colina, indispensable para el metabolismo hepático, evita que la grasa se deposite en el hígado causando la esteatosis hepática.